Precisamente hace unos días el artista reconocía, sin pudor, en una entrevista con un conocido diario de ese país que en el disco que en el año 1996 grabó con conocidos tangos, no los sabía cantar bien, aunque eso no fue óbice para que se convirtiera, una vez más, en un éxito de ventas, con más de diez millones de copias.

Panamá, el 27 de febrero, y la capital hawaiana, Honolulu, el 16 de marzo, son otras de las fechas americanas de Julio.

También está previsto que Julio Iglesias haga una parada en Perú, país en el que no actuaba desde hace una década. Será el 18 de febrero en el Jockey Club de Lima.

DE VUELTA POR ASIA

Será ese mismo mes cuando el cantante empiece la parte asiática de su gira, que le llevará a Manila el día 20.

Tras un paréntesis en Oceanía, en las ciudades australianas de Sidney, Hunter Valley y Melbourne, entre el 26 y el 29 de marzo, Julio Iglesias retomará la etapa asiática de su gira.
El cantante es todo un ídolo de masas en ese continente, quizá gracias a que no todos los artistas se toman, como él, la molestia de grabar sus temas más emblemáticos en idiomas como el chino mandarín, el japonés, el tagalo o el indonesio, y así hasta dos decenas de lenguas distintas.

Es más, su página oficial en internet (www.julioiglesias.com) también está disponible en una veintena de idiomas, entre ellos el indonesio, el chino, japonés, árabe, hindi, turco y persa.

"Starry Night" llegará a la capital malaya, Kuala Lumpur, el 1 de abril, y saltará después a Japón, donde Julio Iglesias tiene programados cinco conciertos: tres en Tokio los días 5, 6 y 7 de abril, y otros dos en las ciudades de Osaka y Nagoya el 11 y el 12 de abril, respectivamente.